domingo, 3 de mayo de 2009

A mis padres

Ya sé que hay gente que lee este blog y que no me conoce, que lo hace por su interés en conocer un poco mejor cómo transcurre al vida en Argelia para un expatriado, de forma no muy diferente a como podría hacerlo en otros muchos lugares. Pero es mi blog y me gusta dedicar un espacio a mi gente, a quienes me rodean, a quienes quiero, a quienes he conocido en Argelia o gracias a la confianza que hemos alcanzado a partir del toque intimista de este blog.

No quiero perder ese lado íntimo. Resulta difícil sabiendo que Internet no tiene fronteras, y que del intimismo al exhibicionismo sólo hay un pequeño paso. Procuro no darlo, aunque en ocasiones se me generan dudas al respecto.

Al escribir aquí que quiero dedicar este post a mis padres todo el mundo pensará que se debe al Día de la Madre, que en España se celebra el primer domingo de mayo. Por supuesto que le envío un beso a mi madre con ese motivo, pero mi dedicatoria es más profunda.

Hoy, 3 de mayo, hace 48 años que mis padres contrajeron matrimonio en la Iglesia de San Nicolás, en el Arenal de Bilbao. No sé si fue un día soleado y reluciente o llovió. Me lo habrán contado en alguna ocasión, pero no lo recuerdo. Sí he vivido con ellos muchos de los años siguientes y ha habido días de sol, días de tormenta. Pero siempre escampa y su amor sigue ahí.

Me cuesta mucho estar en Argel y sentir la distancia con mis seres queridos. Sólo Dios sabe cuánto me gustaría poder compartir con ellos esta jornada. Pero no puede ser.

El otro día, en Bilbao, aprovechando mi desplazamiento para varias consultas médicas, conseguí convencerles para salir a celebrarlo comiendo fuera de casa. Convencer a mi madre es fácil, pero hacer que mi padre venga de buena gana a un restaurante y que encima éste sea de comida exótica, oriental, tiene su mérito, que con escasa modestia me concedo. Allí les tomé esta fotografía.

No voy a manifestar que deseo que sigan viviendo juntos y felices otros 48 años. Es ley de vida que no será así, que la amargura de la muerte llamará probablemente a la puerta de mi familia mucho antes. Me conformo con unas bodas de oro tan guapos y en tan buen estado de salud como ahora y, por qué no, unas bodas de diamantes en las mejores condiciones posibles. Y juntos.

Gracias, mamá. Gracias, papá. Os quiero.

4 comentarios:

khalesito dijo...

hola
felicidades por el dia de tu padres,espero q se ha pasado bien,,
no se si me has contestado a mi pregunta,bueno pues,suerte en tus descripciones,a veces es bueno viajar,,cuanto mas dure el tiempo en la estancia de un viaje,mas se hacen recuerdos sean lindos o feos,habra siempre un pasado en que pensar ,yo vivo en argel,por eso me parecia interesante tus descripciones,,parece ser noticias,pero mas de la calle,eso me ha gustado,bueno,,suerte

Anónimo dijo...

Hola Jose Antonio.

Que hermosa la foto y lo que compartes sobre tus padres.
Que Bien se los ve !

Te entiendo en el espiritu realmente lo que sientes,
yo tambien todavia tengo mis padres que ya han cumplido 52 años de casados y me gustaria tenerlos 52 años mas ! jajajajaaa
a pesar de que a veces encuentran cualquier excusa para molestarse y discutir, parece que se cansan de llevarse bien y buscan adrenalina .. JA !
no quiero pensar , ni imaginarme el dia que no esten.... es la ley de la vida ..... pero......

Un abrazo como siemnpre
DIANA

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, khalesito. No sé cual era tu pregunta...

José Antonio Doñoro  dijo...

Un beso, Diana. Me encanta leer tus comentarios.