martes, 5 de mayo de 2009

Mario

No sé por dónde empezar....

Hace unos días, el lunes 27 de abril, publiqué un comentario titulado "Ni un restaurante español". En él conté cómo el restaurante Zohri cuenta desde hace unas fechas con un nuevo jefe de cocina, Mario, con el que había quedado en conocernos un día.

Yo supe de Mario hace dos o tres meses, poco antes de que viniera a vivir a Argel. Estaba con su mujer, Verónica, en Valencia. Y le habían ofrecido este puesto de trabajo gracias a un curriculum vitae extraordinario. Me envió un e-mail diciéndome que había leído mi blog y que deseaba saber algo más. Lo que hice fue buscar por la red quién era esa persona que me escribía y así pude leer buena parte de su trayectoria profesional. Le contesté preguntándole directamente si los dos números de teléfono móvil que había localizado eran suys. Y le llamé. Quedamos en conocernos un día en Argel.

El día que supuestamente llegaba a Argel acudí al restaurante Zohri por si necesitaba algo, pero no estaba. Luego supe que finalmente había retrasado el viaje por unos días. Posteriormente no pude quedar con él; me habia sugerido que pasara por el restaurante, pero no quería que pensara que acudía para que me invitara a comer. Así que el pedí a Verónica el número de teléfono. Esto fue hace un par de semanas. Me lo dió y como coincidió con el día que me iba a la revisión médica en Bilbao, almacené el número para llamarle a mi regreso.

Estos días pasados le he llamado infinidad de veces. Pero siempre me encontraba con su teléfono apagado o fuera de cobertura. Así que me decidií a enviarle un nuevo SMS a Verónica para que fuera él quien me llamara.

He recibido un mensaje de Verónica. Me dice si no he leido otro mensaje anterior que em mandó. Y es que el pasado día 25 de abril Mario fue víctima de un ataque cardíaco que le costó la vida. ha sido enterrado en Venecia.

He tomado de la ficha de Verónica en Facebook la foto de Mario. No sé qué más puedo decir, qué puedo hacer.

4 comentarios:

Farid dijo...

Qué descanses en paz Mario.

Farid

José Antonio Doñoro  dijo...

Gracias, Farid, en nombre de su esposa. Son mas los que me han escrito diciendome mas o menos lo mismo.

Anónimo dijo...

soy la cuñada de Mario ( hermana de Veronica ) y aprovecho tu espacio para rendirle mi pequeño homenaje.
Gracias por tus palabras y sentimientos hacia el.



El 25 de abril del 2009 ha partido desde el aereopuerto universal de la tierra rumbo al aereopuerto celestial , el pasajero Mario Paolillo, de ciudadania italiana, con la profesion Chef... logicamente italiana.
Ha tomado un vuelo urgente, sin escalas y en clase vip y lo peor de todo... sin avisarnos para darnos la sorpresa.
Asi, … a lo grande, sin que nada obstaculizara ese vuelo porque en su vida, las cosas fueron asi..
No solo fue grande su partida, sino que grande era su fisico, sus ademanes, su don de mando, ejecutivo, todo lo grande que le permitian sus mas de 110 kilos.
No hablare de separacion terrenal, porque las separaciones o perdidas son aquellas, a mi saber y entender, de todo lo que se descarta, se olvida o simplemente se ponen a un lado para nunca mas recordarlas.
Me limitare a denominarla “ separacion por motivos laborales ya que sus grandes pero delicados dedos dando los toques finales de fineza a sus platos me “ sembra “ que seguiran haciendolo para un sequito de angeles que, encantados, degustaran un tiramizu al igual que un arroz con rizoto.
Dice una cancion que en el cielo existen angelitos negros, pero ahora una nueva generacion abrira las puertas en un restaurant , por supuesto bajo la batuta energica y sabia de este chef arrivado con un impulso inusual para abrir y competir con sus platos... y estos angelitos no saben lo que les espera....saldran clientes satisfechos, aun de su propia profesion, envidiosos de haberse perdido de saborear esos ricos platos, pero los mas favorecidos sin lugar a dudas, seran los angelitos que no solo trabajaran , aprenderan, revoloteando sobre las mesas, sirviendo en ese restaurant colmado totalmente , y con musica especial... que si aguzamos el oido.. creo que llegamos a escuchar.
Pero.... lo que no termino de decirles es que... al igual que existen angelitos negros hay que agregar que existiran de ahora en mas.... angelitos gordos.
Cuando un amigo se va, se extraña, pero con el pasar de los dias uno se acostumbra y se tranquiliza porque sabemos que , aunque no este con nosotros, se encuentra en otro lado haciendo feliz a esa gente......... porque en definitiva.... no te parece que nos debemos a todos y que todos tienen el derecho a que nos conozcan, y podamos demostrar y que nos demuestren lo mucho que valemos en cualquier parte ??

feliz viaje...... y ya nos veremos.

Anónimo dijo...

Desde Montevideo-Uruguay
Hoy al cumplirse un mes de la partida definitiva de Mario
los familiares de Veronica queremos agradecerle la gentileza que ha tenido al recordarlo y
lamentamos que no se hayan podido encontrar durante su estancia en Argel
Gracias por sus palabras
Ines Selios