lunes, 4 de mayo de 2009

Ni ADSL ni nada

Ha pasado ya tiempo desde que comenté mis problemas para hacer funcionar la línea ADSL en mi casa. Creo que, como no he vuelto a escribir sobre el asunto, hay quien da por supuesto que el problema debió solventarse hace ya meses.

Lo siento, pero no. Sigo sin acceso a Internet, sigo sin ascensor, sigo sin garaje, …sigo en Argelia.

2 comentarios:

ZaRi dijo...

Nuestra madre siempre está ahí, para lo bueno y para lo malo. Es lo mejor que tenemos en la existencia insulsa que nos ha tocado vivir. Ella soporta nuestra ira y nuestros enfados. Traga lágrimas como puños cuando lo pasamos mal. Y siempre tiene una mano cálida que nos acaricia.

Me parece estupendo el post que has dedicado a tus padres.

Por mi parte, yo que soy tan egocéntrica, según dicen por ahí, te diré que pago 30 euros por un ADSL que llevo sin disfrutar desde antes del verano porque se rompieron los dientes de la caja del teléfono y aún no fueron a arreglármelo. Tampoco es que yo necesite en la casa de Marina mucho el internet, pero antes pasaba allí más tiempo y trabajaba mucho. Pero cada vez me voy desenvolviendo más por otras partes de Marruecos y paro menos en mi casa.

Te diré que un compañero ha ido a Essaouira, que está al sur, y que le han atracado. Por suerte, no le robaron más que dinero y no ha perdido el pasaporte. La policía le acompañó hasta el lugar de los hechos y la señora a la que tenía alquilada la casa en este maravilloso puente hizo algunas llamadas para liarla a quien corresponda.

Los gendarmes se tomaron mucho interés con el turista. Eso es así. Por desgracia, yo no tengo aire de turista en esta zona, tengo cara de ceutí (aunque no lo sea), con lo cual, no me prestan mucha más atención que a otro marroquí, teniendo en cuenta que ellos no aceptan que tengamos nacionalidad española, puesto que vivimos en "su territorio". Las cosas inexplicables de este mundo y su política. Pero, como bien digo yo cuando discuto con mis amigos ceutíes sobre el tema, también nos beneficiamos mucho de la "ambigüedad" que nos da tener un pasaporte made in Ceuta o Melilla (bueno, en Melilla, con tener DNI pasas la frontera, no me preguntes nada más, porque para mí es una situación incomprensible que pases una frontera internacional con un DNI, el cual tiene que ser expedido en Melilla, por supuesto, el mío no vale, por ejemplo). Así, tú tendrías que ponerte en la cola de los extranjeros y esperar para sellar, pero yo no sello. Tú tendrías que darle de alta y de baja al coche cada vez que salieras o entrases, yo tengo un papel que me permite entrar y salir cuantas veces quiera al día. Y bueno, algunas ventajas más con sus consecuencias negativas.

¿Qué más se le puede pedir a la vida?

José Antonio Doñoro  dijo...

Cada vez que cuentas cosas de Ceuta y Melilla, que no conozco, me pones los dientes largos. Pero ya iré...