miércoles, 7 de enero de 2009

Así fueron mis Reyes Magos

No lo había dicho, pero ayer día 6 pasaron los Reyes Magos por mi casa. El día empezó pronto, porque con la emoción de la espera me desperté temprano. Eso me sirvió para ver amanecer un día gris, plomizo, como muchos de los que llevamos este invierno. Con todo, era un amanecer hermoso y decidí sacarle una fotografía.

Luego llegó el momento más esperado, el de comprobar lo que había al pie de los zapatos. Para mí no era un gran misterio, pero bueno, no estaba de más comprobarlo.

Como puede verse, cometí el error de descubrr ante sus Majestades un defecto muy común, pero que pocos reconocen. Y es que me quito los zapatos siempre que puedo si desatarme los cordones. No tuve la precaución de soltarlos y debieron darse cuenta de mi feo gesto, porque no me dejaron ni un caramelo. Mejor, eso me ayudará a empezar una dieta el día 18 de enero.

Me costó mucho abrir los regalos. Tenía miedo a la soledad, no tener con quien compartir la alegría. Y así fueron pasando las horas del día y los dos paquetes seguían ahí. Finalmente me decidí y los abrí. Y éste es el resultado:
La verdad, me ha hecho mucha ilusión. Gracias, Majestades.

2 comentarios:

Farid dijo...

Pasé por una mala racha a finales del año anterior, ante la ansiedad, la angustia y la soledad me puse escribiendo una carta a los Reyes Magos (Referencia: mi carta a los reyes magos / comentario publicad 08 de enero 2009 a las 2:23 / Farid dijo.), parece que se me están llegando respuestas a mis deseos , gracias Reyes magos en contestarme trayéndome l a paz que deseaba , gracias José Antonio en consolarme dándome fuerza y ánimo para seguir adelante, perdóname mamá por haberte quitado el sueño y pegarte mis inquietudes, eres mi virgen mamá ya lo sabes …gracias compañeros y amigos por haber estado a mi lado cuando lo necesitaba ..les digo que ya he empezado a ser Farid de antes ..os quiero a todos.

José Antonio Doñoro  dijo...

Gracias, Farid, por dejarlo aquí escrito.

Me alegra muchísimo saber que tu ánimo se recupera. La mayoría de quienes leen el blog no te conocen. Si lo hicieran sabrían que se trata de una de las personas más maravillosas con las que me he encontrado en mi vida.

El más cariñoso de los abrazos, amigo.