sábado, 17 de octubre de 2009

Más perros y gatos

En Argelia también les dan un cierto miedo los perros. Como a mí. Es una mezcla de miedo y repulsión, que se está perdiendo. Tendrá su origen, supongo, en la sura (versículo) del Corán que declara que el cerdo y el perro son animales impuros. Probablemente Mahoma lo escribió con la finalidad de que no se comiera a los perros y a los cerdos, que verdaderamente eran en aquella época vehículo transmisor de enfermedades. Pero los musulmanes otorgan a su libro sagrado un carácter atemporal en el que yo no creo y se niegan no ya sólo a considerar lo obsoleto de muchos de los dictados que edifican su fe, sino incluso una lectura revisionista de los textos sagrados. Mal lo tiene el perro para ser admitido en la sociedad argelina.

Como sé que ningún perro de cuatro patas me está leyendo, voy a añadir que en realidad es una suerte que haya tan pocos perros en Argelia, vista la proliferación de cerdos de dos patas. Si caminar por las calles de muchas ciudades españolas es un ejercicio de habilidad por culpa de los restos dejados por perros que defecan y dueños que no recogen, no quiero ni imaginar lo que sucedería en una ciudad tan sucia como Argel, en la que la inmundicia se acumula en las vías públicas. Y que conste que tampoco comparto nuestro sistema de la recogida posterior con un papel, porque siempre se deja la calle sucia. Y, si no, que los dueños de los perros dejen a sus mascotas hacer sus necesidades en el salón de casa y que luego lo recojan con un papel, a ver si el salón queda o no limpio.

A cambio de ese rechazo argelino a los cánidos, los gatos son comúnmente muy bien aceptados. Los felinos lo deben saber, porque hay un sexto sentido que les dice que pueden estar tranquilos, que nadie se va a meter con ellos. Un gato callejero bilbaino sale corriendo si te acercas; y lo hace así incluso de pequeño, como si su madre le hubiese aleccionado: de esos bichos de dos patas no te fíes; si son amarillos te comen por gusto, si son negros te pueden comer por necesidad, pero si son blancos te torturan por maldad, que es mucho peor. Los gatos argelinos se mueven lo justo en la acera para dejarte pasar, si ésta es estrecha; porque si es ancha esperan que seas tú el que te desplaces. Es la adaptación perfecta al medio. Yo me siento acomplejado cuando me doy cuenta de que después de varios años en Argelia todavía estoy aprendiendo estas cosas y un simple minino de cuatro meses se lo sabe como el abc, que en francés se dice como el “b-a, ba”.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo quiero compartir contigo el hadith de nuestro profeta que narra como una mujer seria admitida en el paraiso por el simple hecho de haber salvado a un perro al darle de beber cuando estaba en las ultimas.
Lo que pasa con los perros es que su hocico, (no estoy segura de la palabra en espaniol..)la parte humeda en la punta de la nariz es muy sucia y si el animal te toca con ella tienes que quitarte esa ropa y lavarla para poder rezar. Total que no es muy practico. Pero nada en contra de tener perro guardas en los jardines...
Take care, Euskalduna in London

Niretzat - Para mi dijo...

"Y, si no, que los dueños de los perros dejen a sus mascotas hacer sus necesidades en el salón de casa y que luego lo recojan con un papel, a ver si el salón queda o no limpio." Bueno, en el salón no, pero en las calles tampoco hay madera, ni alfombras. En la cocina, que tiene un suelo más similar al de la calle, sí que se puede permitir, en ocasiones especiales, que caiga algo y haya que recoger. Y, por ocasión especial, me refiero por ejemplo a ayer, que estaba el pobrew mendi enfermo, con mucha diarrea y una tiritona. Dejó la cocina que daba miedo verla. Se limpia, y ya está. Y si tiene diarrea en la calle, pues de la misma manera. Si no la tiene, y las heces son sólidas, se recogen en una bolsa sin dejar ningún rastro. Y siento ser tan explícito...

Alejandra T dijo...

hola JOSE!! un argelino me ha contado, hace un tiempo ,que ellos creen que tener perro en la casa, no deja que sus angeles los protejan, sera asi? el tema salio por que le habia dicho a este hombre, que vivia con mis dos perras, y lo vio " terriblemente mal" aunque ellas vivan fuera de la casa y esten adiestardas paa seguridad, a ellos les parece muy algo feo ,sucio por que en realidad no se miran a ellos mismos

ben dijo...

Que yo sepa lo declarado impuro por el coran es solo el cerdo y no el perro. Soy de Argelia y vivo con mi perro que quiero con locura. Agur :-))

Anónimo dijo...

no hase falta insultar a la gente por sus creencias o costumbres.
yo tengo dos gatos y una perra y soy argelino