jueves, 22 de octubre de 2009

Vaya panda

Tenía escrita una entrada al blog que no he publicado. Era sobre la recepción del día 12 de octubre en la residencia del Embajador de España en Argel, a la que fui invitado. No hay como dar galones a alguien que no tiene dos dedos de frente; así, un chofer al servicio de la Embajada española se creyó general en jefe y me envió de muy malos modos, sin ninguna educación arriba y abajo en una calle, en medio de un tremendo atasco que entre la policía local y él se habían encargado de organizar. Cuando llegué a la recepción me preguntaron si era yo el que había tenido un “incidente”, por lo que es de suponer que me utilizó además como disculpa para su incompetencia.

Todo lo anterior lo escribí con pelos y señales, porque además me sentó bastante mal la falta de educación que destilaba todo el asunto. Pero luego pensé que en una comunidad tan pequeña como la de los españoles de Argel, en la que el personal al servicio de la administración es parte importante, mi comentario iba a perjudicarme. Así que lo dejé en la nevera y decidí esperar unos días. Hasta que ya me he decidido a no publicarlo.

Han sido diez días sin escribir nada nuevo, dejando que día tras día fueran publicándose entradas que ya tenía escritas previamente en previsión de situaciones como esta. Pero el asunto me ha hecho reflexionar…

Yo no escribo para los españoles que viven en Argel. Ellos ya saben cómo es el país, viven diariamente las mismas anécdotas que yo y no van a descubrir nada nuevo en el blog. Entiendo y agradezco que lo lean los que se consideran mis amigos, a los que sí les interesará saber lo que hago, lo que pienso. Pero, ¿a quién no es amigo mío qué le importa lo que hago cada día? ¿Puro voyeurismo? Porque sé que si contara aquí con detalle a mis amigos lo que pienso del trato recibido el 12 de octubre, alguno lo leería y criticaría para flagelarse. O para intentar flagelarme, que de todo ahí.

Hay gente de la colonia española que está en Argel que no quiere verse mencionada en el blog para evitar que les perjudique en sus relaciones con otros compatriotas que también viven en Argel. Y es que hay quien se aburre mucho y no tiene nada mejor que hacer que ponerse a curiosear en los detalles de mi vida colgados en la red. Que no me molesta que lo hagan, pero me digo a mí mismo que, si no les gusta, lo que tienen que hacer es algo tan sencillo como no leerlo. Y dejarme en paz.

Lo que más me molesta de toda esta historia es mi pérdida de libertad. No puedo contar aquí lo que he hecho hoy después del trabajo, con quién cené anoche o quién me ha invitado a cenar hoy. Porque sé que si lo cuento alguno puede huir de mí como si fuera un apestado.

Me he alegrado mucho al ver las estadísticas de entradas en el blog y comprobar que últimamente las visitas desde México o Argentina son más numerosas que las visitas desde Argelia. Incluso los lectores mexicanos agregados superan ya a los de Argelia.

He visto que tengo la opción de hacer que sólo los seguidores registrados puedan acceder a todo o parte de lo que escribo. Por eso he creado un registro de seguidores en el lateral derecho del blog y es posible que desde ahora algunos textos no sean de libre acceso. Sé que molestará a quien prefiere leer en el anonimato, pero también es una medida de protección. No quiero seguir escribiendo bajo presión.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué ha pasado en el barrio ese al lado del monumento de los mártires? Cuando estuve por allí hace medio año más o menos no tenía muy buena pinta. De hecho sufrimos un robo no en ese barrio, pero en el que pilla bajando desde ese a la bahía (barrio rollo favelas).
La verdad es que los argelinos son peña maja pero es que hay mucha incompetencia y claro el pueblo se raspa un poco y no sabe canalizar.

Niretzat - Para mi dijo...

Ya te lo sugerí hace tiempo...

apuntame como seguidor! :)

Edel dijo...

Jo... ¿ves? Por eso mi blog es anónimo y no lo he divulgado entre mis conocidos, así soy libre de decir lo que quiero (aunque quien me conozca bien, si lo encuentra por la red puede deducir que soy yo, más ahora que estoy aquí...)

Anónimo dijo...

lo lamento el que se dediquen a buscar en tu vida. es de rastrero.
referente al general ese que teneis, es una practica muy habitual en paises como en el que estamos, pero a mi entender la culpa es de quien no sabe poner a cada uno en su sitio. en eslovakia y en viena eso no te habria sucedido.
ayer y viene a lo que escribes pues en el pueblo todos por desgracia mia me conocen. pues un argelino vino a pedirme trabajo para que lo lleve a argel y le dije que no. me decia que en argel se vive bien, y toda esa tonteria que suelen decir para hacer de palmero, a lo que le dije directamente, que cojones haces en españa si en argel se vive bien y todo es fabuloso.
bueno no te cabrees y cojelo con un buen bacardi. saludos, antonio

Paco dijo...

No me parece bien que censures a nadie, más que nada porque le quitas morbillo, y si, me reconozco voyeurista redomao. Me considero amigo de tu blog y de los que lo siguen y escriben en él.
Sigue así que aprendemos de tu país de adopción, que quién sabe, puede ser el de cualquiera, la vida da muchas vueltas...si pasas por Alicante, hazlo saber.

Siempre agradecido, un amigo Anónimo

Farid dijo...

Lo veo correctísimo cuando me responsabilizen por mis errores cometidos, partiando de que crecemos como personas atraves nuestros fallos, pero nada valiente cuando la persona utiliza a los demás como disculpa para no enfrentarse con la realidad .

José Antonio dijo...

A ver, respondo a todos.

1.- No hay novedades en ese barrio. Hay un proyecto para modificar las viviendas, pero de momento no sé más. La bajada hacia el mar es otro barrio que se llama precisamente Cervantes, porque es donde está el bulevar con la cueva de Cervantes. Y abajo no es un lugar tipo favelas, ni muchísimo menos. Tienes el hotel Sofitel, sin ir más lejos.

2.- Jon, yo no te puedo apuntar, tienes que hacerlo tú, con tu clave de gmail.

3.- Edel, si ya todo el mundo sabe lo bien que te lo estás pasando en tu experiencia marroquí. Ahora empezarás a ver las diferencias entre ambos países, que las hay y son muchas. Te aseguro que en argelia la gente es ma´s orgullosa, pero también resultan más entrañables.

4.- Sí, Antonio, la culpa es de quien le da galones a quien no sabe llevarlos. Pero uno se acaba enterando luego que han hecho un informe lleno d ementuiras e infamias, que se divulga vergonzosamente en alguna comida de compatriotas y nadie tiene la mínima dignidad de primero preguntarme si eso es cierto, antes de redactar de oídas.

5.- Paco, yo no censuro a nadie, pero quien me lee para intentar hacerme daño, cuanto más lejos mejor.

6.- Gracias, Farid. creo que en la respuesta a Antonio también te respondo a tí.

Farid dijo...

Pues si anónimo ,hace falta poner a cada uno en su sitio , y si en Argel se vive bien según el Argelino, pues tampoco entiendo que está haciendo en España, me resulta muy difícil en la mayoria de los casos entender las contradicciones de mis vecinos Argelinos, bueno..es un modo de vida ....