jueves, 12 de marzo de 2009

El anuncio del Consulado

En el periódico argelino Liberté del pasado día 4 de marzo se publicó un anuncio del Consulado General de España en Argel en el que anunciaba que se abría un concurso para proveer una plaza de Recadista-Conductor. El anuncio dejaba muy clara la dirección en la que se podían recoger las condiciones del puesto, dónde presentar las candidaturas y el plazo de presentación, hasta el 15 de marzo. Más aún, advertia de que era exclusivo para profesionales.

Yo no leí el anuncio, pero no me hizo falta. Ese mismo miércoles me llamaron tres personas, convencidas de que yo podía hacer algo para enchufar dentro del Consulado de España a un pariente o amigo. Yo creo que no se han creído ninguna de mis tres afirmaciones: que no tengo nada que ver con el asunto; que no tengo ninguna posibilidad de intervenir; y que estoy convencido de que es un proceso que no se resolverá por enchufe.

Es muy difícil quitar de las mentes de la mayoría de las personas la idea de que todo se consigue gracias a conocidos, que un concurso-oposición es una mascarada para dar apariencia a algo que se cuece en un despacho. Supongo que con la experiencia que se tiene en Argelia de que hasta las elecciones presidenciales resultan una pura obra de teatro, se pensará que enchufar a un amigo como chófer es algo de lo más normal.

Es curiosa la pasión que tiene mucha gente por conseguir un puesto de trabajo como chófer o como vigilante con una empresa extranjera. Son los dos puestos más demandados, el sueño de muchos argelinos. Yo me pregunté muchas veces la razón de esa querencia, que afecta incluso a personas capacitadas para trabajos que exigen mayor formación y responsabilidad. La respuesta me la dió una argelina. Me dijo que la mayoría de los hombres argelinos no desean trabajar, sino ganarse un gran sueldo sin hacer nada. Para ellos, las empresas extranjeras son grandes pagadoras y los puestos de vigilante o de chófer suponen simplemente estar ahí quieto, sin apenas dar ni golpe. Creo que no le falta razón.

5 comentarios:

Una más bajo el cielo dijo...

Bueno, lo reconozco, yo tampoco quiero trabajar, sólo voy porque me pagan.
Ahora entiendo porque hay tantos argelinos en empresas de seguridad.

Que miedoooo, jajaja.

Cuidate.

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola.
Yo voy muchas veces sin que me paguen, pero creo que si dejaran de pagarme no iría ningún día. No sé si será o no lo mismo.
Cuando veas argelinos en otros trabajos, como la hostelería, pregúntales si son o no de la Cabilia. Y así entenderás otra cosa.
Un beso.

Anónimo dijo...

pues yo, como una más bajo el cielo, si no fuera por los €€ iba a trabajar la madre del topo. Desgraciadamente, ahora estoy en el paro, y, sólo echo de menos el tener un trabajo, por tener un sueldo, una seguridad. Si fuera uno de esos que le toca la millonada en la lotería, quinielas o similar, vamos, no iba ni a llamar a la oficina para decir que no me esperasen !!!
Te veo con mejor ánimo, ¿no?
Jaime.

Farid dijo...

La chica Argelina dijo a José : la mayoría de los hombres argelinos no desean trabajar, sino ganarse un gran sueldo sin hacer nada

Farid dice : No comparto contigo lo que afirmas chica cuando en general los Jefes de recursos humanos en Argelia prefieren contratar más a mujeres que a hombres , creo que el que vive en Argelia sabe mejor que nadie el motivo de esta discriminación cuando el hombre no es ni igual ni inferior a la mujer y la mujer no es ni inferior ni igual al hombre, sino cada uno completa al otro, en Argelia la mujer está fácilmente contratada por su silencio y por su carencia de cultura de denunciar ante cualquier abuso o maltrato algo que no ocurre con los hombres, lo cual los jefes prefieren contratar el silencio de las mujer en vez las capacidades intelectuales de la misma, porque les vienen rentables por dejarse llevar, por callar y por ser sumisas

Terminé la carrera y trabajé por 120 Euros mensuales,
Trabajé sin que me pagaban 6 mese seguidos viviendo a costa de mis padres siendo mayorcito,
Trabajé sin derecho a trabajar, él que hace iniciativas constructivas se queda fuera y acabará en matarse dentro su silencio,
Me contrataron para trabajar pero me obligaron en quedarse 8 horas en mi despacho sin hacer nada,
Mi conciencia se despertó hablando conmigo :! Farid como puedes aceptar estar en el trabajo 8 horas sin hacer nada a pesar de una nómina miserable de 120 euros, ni requiera cubre los gastos de transporte¡

Despertad mujeres Argelinas, denunciad los abusos y los malos tratos que os están matando en el silencio, creo así tendremos las mismas posibilidades en contratarnos.

Farid

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, Farid.
Desgraciadamente, en Argelia los derechos de los trabajadores no los defiende nadie. Supuestamnete los trabajadpres cuentan con muchos beneficios y ventajas, los de un estado socialista, pero es un engaño para que todos se sientan igual de pobres y que en lugar de mandarte un empresario individual lo haga el Estado, contra el que encima no puedes hacer nada.