viernes, 20 de marzo de 2009

¡Qué estaré comiendo! (2)

Decía en la primera parte de este comentario sobre lo que como en Argelia que estoy tratando de sustituir la mayor parte de los lácteos que tomo por otros similares, pero desnatados.
La cultura de los productos dietéticos no existe en Argelia, empezando por los específicos para diabéticos. El consumo de azúcares es superior al nuestro, porque gustan las cosas muy dulces y los productores se adaptan a esos gustos. A los zumos de frutas, por ejemplo, se les añaden azúcares sin indicarlo correctamente en las etiquetas.

En mi caso, tan aficionado a los lácteos, he tratado de encontrar quesos que fueran bajos en grasa, pero apenas los hay. La leche desnatada no siempre está disponible en el mercado. Además, se vende como tal una de origen saudí que no cumple con la norma de los porcentajes de materia grasa que la clasificarían como tal.

Los de los yogures es ya un caso especial. Tomo muchos al cabo del día, tantos que si los consumiera de leche entera y azucarados acabaría con la dieta. Basta con echar un vistazo a mi nevera para comprobar la cantidad que puedo llegar a tener, señal de que los consumo rápidamente.

Los yogures desnatados son muy pequeños en Argelia. Cada recipiente de los que tomo, de piña y naranja, contiene sólo cien gramos de yogur. Como cuestan veinte dinares cada uno, me salen a dos euros el kilo. Pero eso es cuando los hay, porque pueden pasar hasta quince días que estén desaparecidos de las tiendas y de repente llenarse de nuevo todos los comercios de alimentación de ellos.


Entre el etiquetado en árabe y la letra tan minúscula para mi vista, yo no sé tampoco lo que como cuando compro un yogur. O no lo sabía, hasta que me he decido a investigar con lupa. No es una broma lo de la lupa, dado el tamaño de la letra. ¿Es alguien capaz de leer este texto a simple vista? Yo no. Parece una póliza de seguros.

Pensaba que iba a encontrarme algo así como leche desnatada, fermentos lácteos, fruta y edulcorante. Pero no, es mucho más completo y complejo. Dice así:

Ingredientes: Leche reconstituida desnatada, preparación piña y cítricos (piña, naranja, limón, jarabe de fructosa, aroma de piña, aroma de cítricos, espesantes E407 y E415, acidulante E331, conservador E202, edulcorante E951 al 0,01%, E950 al 0,09% colorante E104, espesante E1442 y E1440, fermento láctico.

Además de los aromas y el jarabe de fructosa, sorprendenete para tratarse de un producto supuestamente light, son nueve misteriosos añadidos de esos que empiezan por E de envenenar.

Y el texto acaba con un preocupante "desaconsejado a los niños". No me extraña.

4 comentarios:

Alejandra T dijo...

Hola JOSE, mira tu me das ideas y de las buenas, seria bueno,poner un buen negocio de articulos "diet" soy buena consumidora de todo eso, vivo en argentina, y aqui tenemoS de todo, como en ESPAÑA y no te imaginas el dulce de leche, diet, el dulce de leche de soja, tambien diet, los chocolates, las barritas de cereales, postres, dulces , jugos,mouse,alfajores,pero de eso te hablo despues, lastima que este lejos, seria una buena inversion, tu que opinas? alejandra t

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola.
Con la actual legislación, creo que es mala idea. En todo caso crear una línea de productos light, pero no una tienda de venta de esos productos. Ya están las farnacias.

Anónimo dijo...

José, todo lo que empiece con E-3 es cancerígeno, a´si que míralo bien. Los productos desnatados no suelen ser buenos porque la leche ha sufrido un proceso de modificación. Mejor que tomes leche normal aunque en menor cantidad y más fruta y verdura! Y si compras algo intenta q no tenga acidulantes, conservantes ni nada de eso... ya sé que es complicado en Argelia pero bueno.
Laia
Un beso!

José Antonio Doñoro  dijo...

Gracias por el aviso, Laia.
Sobre la leche, TODA ella ha sufrido ese proceso, solo que a la desnatada no se le añade grasa de nuevo.
Un beso.