martes, 31 de marzo de 2009

Mi espacio de libertad

Muchos de los lectores saben que he estado varios meses de baja por depresión, angustia y ansiedad. Aún no estoy plenamente recuperado. Regresé a finales de noviembre a la actividad laboral bajo supervisión médica y periódicamente acudo al especialista para controlar mi evolución.

Hay cuestiones que no puedo ni quiero comentar en este espacio que hacen que mi recuperación completa sea mucho más lenta de lo esperado y deseado. Supongo que hay aspectos fundamentales que no sufrirán variaciones hasta finales del verano y que condicionan mi estado general. En lo que más lo noto es en la dejadez general y las pocas ganas de luchar, de actuar de forma activa, de hacer frente a las dificultades.

Lo que acabo de explicar también guarda relación con este blog. Escribo en él lo que siento en cada momento y lo publico para mantener un contacto con mis amigos y con otras gentes a las que mi experiencia en Argelia puede resultar útil. Pero no para mantener un foro de debate que me coma el tiempo y las energías; ni para discutir de determinados asuntos; tampoco paar tener que estar midiendo lo que puede molestar a unos o a otros en función de sus problemas personales, que no son los míos ni quiero que lo sean.

Cuando eso me puede, sencillamente dejo de escribir. Y si da lugar a comentarios que no me gustan, que buscan la confrontación, los elimino.

He modificado la configuración de comentarios recibidos, advirtiendo que no validaré los anónimos.

Por otra parte, este blog no es un foro de debate acerca de mis ideas sobre Argelia. Hace un año, el 1 de abril de 2008, una persona cercana, pero a la vez egoísta y desagradecida, tuvo la cobardía de dejar unos anónimos insultantes que ni por asomo sospeché que venían de ella. No voy a dejar que se repita la experiencia. Hace unos días tuve que bloquear los comentarios de un lector argelino residente en Francia que no lo había entendido. Posteriormente me he intercambiado correos personales con él, hasta que su insistencia en dudar de mi profesionalidad en el trabajo me ha llevado a cortar esas comunicaciones.

Y quien quiera insultar, que se busque otros cauces para liberar sus frustraciones.

El lado positivo lo extraigo del resumen de accesos de esta semana pasada. En estos siete días se ha identificado el acceso al blog de 425 ordenadores desde España; 43 desde Argentina; 33 desde Argelia; 23 desde México; 18 desde Colombia; 16 desde Perú. Me alegra sobremanera pasar desapercibido en Argelia.

Mañana publicaré algo divertido, un "juyómetro", un test medidor del grado de juya, que escribi hace unos días y que no había borrado; estaba ya programado para este uno de abril, el día de las inocentadas en Argelia.

11 comentarios:

miquel dijo...

Buenas José Antonio;

He vuelto a repasar la viñeta de ayer. La habia "pillado", pero al que dejaste "pillao" fue a mí con el comentario del dedo negro. Ni me fijé en él, ni tampoco tengo muy claro que significa. A no ser que sea que los que se van ahora a Europa, se van con muchas menos garantías que los "pieds noirs" y los apoda los "doits noirs"?

Si no es esto, no lo pillo.

En cambio, si me ha sorprendido la "impunidad" con la que califica las elecciones de dia 9 de elecciones de "façade" y otros comentarios que denuncia la farsa de éstas.

Saludos.

Cuidate, que en la recuperación de las depresiones es muy importante tu auto-estima. (mi mujer es psicologa y tiene casos de todo tipo)

Miquel

Anónimo dijo...

Hoy me he metido en tu blog, en un ratitio que me deja mi hija de cinco años que esta comiendo antes de ir al cole, me alegra enormemente, que hayas vuelto a escribir, animo uqe con la llegada de la primavera y el verano, todo se ve desde otro prisma, saludos de Alicia, creo que sabes quien soy, besos.

Lucia dijo...

Hace tiempo que te sigo, y te he echado mucho de menos. Gracias por seguir ahí. Saludos.

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, Miquel.
Ya me extrañaba a mí que llegaras a percibir los detalles de Dilem. Hoy mismo tienes la viñeta del cartel electoral con el presidente-candidato de espaldas al pueblo. Y en el suelo tienes un huesecillo, por ejemplo. Evidentemente, en esos detalles bordea la permisibilidad.

El calificativo de señuelos (literalmente, liebres) para los candidatos que se han prestado a dar apariencia democrática a la mascarada electoral les ha dolido bastante a algunos. Pero no toca lo que sabe que puede costarle más caro, como el hermanísimo del Presidente.

José Antonio Doñoro  dijo...

Gracias, Alicia. Claro que sé quién eres, ¡si estuvimos enviándonos mensajes ayer mismo!

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, Lucía.
Encantado de saber de tu existencia.

Anónimo dijo...

Me alegro de que continues contándonos cosas.

José luis.

Anónimo dijo...

Hola Jose Antonio,

Me alegro de corazon que podamos volver a leerte.
Tambien quiero expresar que los comentarios y los aportes que hacen Farid y Miquel ( a quienes no conozco)
son muy enriquecedores y tan respetuosos , entendiendo muy bien esta gran diversidad humana y cultural que nos ha reunido, sin querer a traves de tu blog.
Gracias Jose Antonio,
gracias Farid,
gracias Miquel
Disfruto mucho lo que escriben.

Diana.
Bs. As. Argentina.

alejandra dijo...

gracias por estar denuevo con nosotros!! me alegro enormemente ver que nuevamente nos escribes y que la realidad es que estamos contigo cada dia, compartiendo un poco de la vida!!! gracias antonio y gracias Farid!!1 unbeso de alejandra, desde BUENOS AIRES, ARGENTINA!!!

Anónimo dijo...

me alegrea saber de ud. y de poder seguir descubriendo argelia. ánimo!!!!

Judith

Farid dijo...

Buenos días, José.

Me alegro leerte de nuevo.

Gracias Diana, un fuerte abrazo .