jueves, 5 de marzo de 2009

El Athletic a la final

Esto no tiene nada que ver con Argelia, sino con mis sentimientos. Mis sentimientos de bilbaino y de hincha del Athletic.

He esperado veinticuatro horas para no escribir en caliente. Y ahora ya me permito manifestar mi alegría porque mi equipo de fútbol se ha clasificado para la final de la Copa del Rey de fútbol.

Intentaré estar en Valencia el 13 de mayo. Vaya que sí. De momento estoy buscando desesperadamente entradas.

Sé que la gente que no es de Bilbao ni del Athletic no me va a entender, más bien les parecerá una extravagancia o un forofismo exacerbado. En cambio, todos, sin excepción, me entienden en Bilbao. Y es que es lo que más nos une a todos, por aquello por lo que un pueblo con tantas fracturas y diferencias se alegra y llora junto, abuelos y nietos. Y necesitamos tanto tener algo bueno que celebrar que creo sinceramente que nadie se lo merece tanto como nosotros.

El 13 de mayo es una fecha histórica. Para quienes gusten de saber de aventuras del pasado, un 13 de mayo se firmó la Paz de las Alpujarras. Se cuenta que un morisco llamado Fernando de Córdoba, pero que conservaba su nombre árabe, quiso convertir el régimen que se mantenía de tolerancia hacia su culto en un poder político y se nombró rey de las Alpujarras. Felipe II envió allá a su hermanastro don Juan de Austria, que acabó de forma sanguinaria con la rebelión y además expulsó a todos los moriscos supervivientes, excepto a dos por cada localidad, y ofreció las tierras a nuevos colonos del norte de la península que habían ayudado a sofocar la rebelión. Don Juan de Austria, por cierto, se llamaba en realidad Jerónimo y fue reconocido en la familia real por su hermanastro, ya que hasta sus últimos días Carlos I no había confesado su existencia. Su destino era ser religioso, probablemente Cardenal de Toledo, pero le gustaba demasiado la vida militar y tuvieron que aceptarle en esa nueva función, en la que destacó por su arrojo luchando contra los musulmanes. Por cierto, que estuvo en Argelia, en Orán.

Otro 13 de mayo, esta vez de 1991, un musulmán llamado Alí Agca atentó contra la vida del Papa Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro de Roma. y el 13 de mayo es también la festividad de la Virgen de Fátima, el día en el que se les apareció a tres pastorcillos en Cova de Iría.

Si esta noche del 2009 se nos aparece también a nosotros, acabaremos con 25 años sin poder celebrar nada en Bilbao. Y pueden tener todos por seguro que el día 14 no se trabajará en Bilbao. Porque allí son del Athletic hasta las amatxus a las que no les gusta el fútbol.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Acabo de leer el último libro publicado sobre la Rebelión de los Moriscos en el Almanzora y las Alpujarras.

el título es "Hierva pisada", la tragedia morisca de mi paisana y vecina Remedios Martínez Anaya, Serón (Almería).

El Rey al que hacer referencia es el Señor de Válor, Aben Humeya.

Un saludo

Anónimo dijo...

Sentí mucho que ganara el Atleti, pues soy seguidor del Sevilla, pero tengo que reconocer que nos dieron una lección.

En la final estaré con el Bilbao.

José Luis.

José Antonio Doñoro  dijo...

Bueno, estoy por sacar tarjeta roja...

El Athletic Club no se llama ni Atleti (falta la hache) ni el Bilbao. Como no se dice el Pamplona, el San Sebastián, el Vigo, etc. Creo que el Deportivo es el otro equipo en el que lso aficionados sufren esa injusta deniomnación con el nombre de la ciudad. La verdad es que molesta, no lo puedo negar. Pero sé que no lo haces con ese fin.

Si entras en la página web del Athletic (www.athletic-club.net) verás que da la siguiente información:
Nombre del Club: Athletic Club.
Fundación: 1898.
Sede social: Ibaigane, Alameda Mazarredo, 23 - 48009 Bilbao.
Teléfono: 94 424 08 77 - 94 424 08 78
Fax: 94 423 33 24.
Horario: De lunes a jueves, de 09:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas. Viernes, de 09:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas.
Número de socios: 34.373.
Presupuesto 2007-08: 53.100.000 euros.
Temporadas en Primera División: Todas.
Como puedes comprobar, el nombre es Athletic Club, ni siquiera "Athletic Club de Bilbao".
Muchas suerte para tu equipo en o que queda de Liga. Tenéis la clasificación para la Liga de campeones a mano.

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, José Luis.
Sí, se trata de Abén Humeya. Cuentan que don Juan de Austria mandó matar públicamente a todos los habitantes de los primeros pueblos que reconquistó, incluyendo a los niños (la gente suele decir "mujeres y niños", cosa que no entiendo, porque igual podían decir la mitad de las veces "hombres y niños", para dar un trato de igualdad). Y en los campos, tras quemarlos, esparció sal, para que no volviera a crecer nada. Esta de las Alpujarras fue casi su primera incursión en tierra, porque había estado navegando como Almirate de Castilla, creo recordar, y fue así como puso orden en Orán. Precisamente estos éxitos militares en tierras moras del norte de África le hicieron candidato idóneo para acudir a las Alpujarras, donde aun incrementó su fama de despiadado, entonces dicho valeroso, en la guerra.
¿Eres de esas tierras de las aguas de Lanjarón?
Un abrazo.

Anónimo dijo...

No soy alpujarreño, soy de Serón (Almería, Valle del Almanzora) donde tuvo que venir don Juan de Austria en persona para sofocar la revelión, cosechando en primera instancia una vergonzosa derrota en la que fué herido de muerte don Luis Quijada, su Padrino y amigo, que falleció unos días después en la vecina localidad granadina de Caniles.

Con respecto a la reseña histórica que haces de Aben Humeya, no estoy de acuerdo en los detalles, pero no pasa nada.

Un abrazo

José Luis.