jueves, 27 de agosto de 2009

Al rico atún

Uno de mis divertimentos favoritos es disfrazarme. Ya sé que es algo propio de los niños pequeños, pero yo nunca he dicho que lo haya dejado ya de ser.

En Argel lo hago, me refiero al hecho de disfrazarme o pasar por lo que no soy, siempre que puedo. Ya he publicado mis fotos vendiendo aceitunas en un mercado, sirviendo té a la menta en el sur, o vestido de bombero. Y por ahí está otra en la que me pongo literalmente a hacer el oso. También las tengo vestido como los tuareg y tocando un instrumento del desierto, bailando en un grupo de danzas negras, vestido de novio, con el traje de mozabita y hasta con ropa interior de leopardo para noches de fantasía.

Hoy cuelgo un par de ellas. En la primera luzco un traje de hadj (se pronuncia algo así como “hatch", con la hache aspirada), de peregrino que ha estado en La Meca. Es el regalo de un amigo argelino al que le trajeron la ropa realmente de los Lugares Santos del Islam. Se trata de un regalazo, algo que de verdad me hizo mucha ilusión y que en la foto luzco con orgullo. La imagen, por cierto, está recortada, porque en el original salen más personas que posiblemente no querrían ver su imagen divulgada.

La siguiente fotografía está tomada en la localidad de Bouharoun, en un puesto de venta de pescado. No podía dejar pasar la ocasión de vender un poco a atún a los que se acercaban al mercado, así que me tocó trabajar con el cuchillo en la mano.

4 comentarios:

miquel dijo...

Buenos dias Jose Antonio.

He estado de vacaciones en Agosto, me he puesto al dia en tus blogs, y me parece que estás recopilando un verdadero anecdotario.
Creo que podrás publicarlo en Argelia en clave de humor. Lo digo porque en Mallorca, un alemán residente aquí de mucho años escribió un libro " Queridos Mallorquines" y ha sido un éxito de ventas, eso que nos sacaba los colores en muchos defectos que padecemos colectivamente.

Esperoq ue todo vaya bien.
Un saludo.

Miquel

Edel dijo...

Me ha dejado alucinada lo del atún, ¡¿de dónde sacaste semejante "pezcao"?!

Mª Mercè dijo...

Buenos días José Antonio...

Buscaré por tu blog todas esas fotografías en las que estás disfrazado, porque si son tan "reales" como la primera, valdrá la pena verlas.

Oye...eso de vivir en Argelia, se te ha pegado algo del físico de los del norte.

Yo estuve, durante diez años, yendo al sur, a Timimoun, donde hay una familia que me "adoptaron". Pues créeme, que cada vez que volvía a Barcelona, todos me decían que tenía cara de "mora". Y lo que es curioso es que yo misma me daba cuenta de mi transformación.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

José Antonio, la khemis regalada por tu amigo, te va que ni pintada, creo que deberías sopesar la idea de convertirte, dejar que la barba crezca, como la que tuviste hace algunos años y cortarte el ........

En cuanto a la foto de "pescatero" no se te ve muy ducho en esa faceta profesional, !pobre espadón!!, ¿a cuanto andaba el kilo en Boukharoun?

Qué tengas un buen día,

Paco