martes, 4 de agosto de 2009

¡Qué tooonta!

Al regresar a mi casa de Argel de mis mini-vacaciones polacas me encontré con que todo seguía aparentemente como antes. Sólo me llamó la atención que la mujer de la limpieza me había cubierto el televisor con una tela.

En las siguientes horas observé más cosas que me llamaron la atención. Uno de los frigoríficos olía a pescado. En el cubo de ropa sucia había sábanas, pese a que yo las había cambiado y lavado la víspera de irme. El techo del salón presentaba unas manchas negras que antes no estaban.

Al sacar del frigorífico el pollo relleno, para prepararlo con la salsa que me había traído del viaje, me decidí a investigar el olor a pescado. Procedía del congelador, donde guardo, entre otros pescados congelados, Sanpedro (parecido al rodaballo), pulpo, bacalao y ralla. Esta última había sufrido un evidente proceso de descongelación. Vi que de todos los helados que tenía guardados sólo quedaba uno y con esa misma evidencia de ruptura de la cadena del frío. Las dos bolsas grandes con más de un centenar de cubitos de hielo cada una también habían desaparecido.

Me temí que la mujer de la limpieza hubiese desconectado el enchufe para limpiar el frigorífico y que de haberlo dejado todo el día así las cosas estuviesen estropeadas. Y, como no podía arriesgarme a comerme el pollo en mal estado, llamé a mi empleada de hogar.

Me contó que me habían cortado la luz y que avisó a mi propietario para que lo solucionara; que ella había retirado del congelador las cosas que se habían descongelado y estropeado, como el pan; que lo demás tenía buena pinta y lo había dejado. Yo trataba de saber si el resto de los alimentos se habían descongelado y me las debía comer inmediatamente o si simplemente fue el inicio d ela desongelación de los cubitos lo que había estropeado el pan, sin más, pero la mujer me respondía con miedo e insistía en detallar lo mucho que había hecho. Cuando ya me despedía me preguntó si solo era eso lo que yo quería saber y le dije que sí, Entonces me explicó que como unos días antes había surgido una gotera en el piso y temía que en mi ausencia se estropeara algo, que se había quedado a dormir en casa. A partir de ahí se embarulló en la explicación, diciéndome algo así como que había visto la tele con una vela. Yo tenía mi mente puesta en adivinar si había dormido en el salón, si había dormido en mi cama y por eso había cambiado las sábanas, o si las había cambiado para dormir ella y ahora estaba yo durmiendo en las sábanas que ella utilizó. Entonces me repitió su última frase: que había encendido una vela en el salón y la había colocado encima de televisor. Ahí le corté para decirle que eso es peligroso. Y cortó la comunicación.

Al llegar a casa levanté la tela que cubría el televisor. No era una tela, sino la funda de la almohada. Debajo me esperaba lo que muestro en las siguientes fotografías.

Lo peor de todo es que no lo hace voluntariamente o porque no sabe, sino por una cuestión de inutilidad. Al que no sabe le puedes enseñar y aprende, pero hay un refrán que dice que "de donde no hay no se puede sacar". Una vez le vi colocar la ropa junto a la calefacción y le dije que no lo hiciera, que la podia quemar; al cabo de dos semanas me quemó de esa forma la alfombrilla del baño, que em siguió colocando allí, quemada y con un agujero, como si no pasara nada. En otra ocasión le vi colocar la alfombra en la barandilla de la terraza y le advertí que era peligroso, que tengo una aspiradora; al cabo de unas semanas me desaparece la alfombrilla del dormitorio, que dice que se le ha caído por la ventana y al bajar a buscarla alguien la había robado. No es que yo sea clarividente, es que son cuestiones de sentido común, algo de lo que evidentemente carece.

En cualquier otro lugar del mundo prescindiría de sus servicios. Pero, en Argelia, ¿a quién contrato en su lugar? Es lo que hay.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy ansioso de saber por que te han cortado la luz.
Te sigo desde hace tiempo (he leido este año y parte del anterior) y no dejas de sorprenderme, gracias y sigue así por favor, no firmo, ya que no necesito que lo publiques, aunque puedes hacerlo

luz dijo...

Pero bueno J.Antonio, esque has podido llegar y encontrar todo calcinado. Hay que tener pocas luces para seguir haciendo lo que le da la gana una vez avisada.Pero tienes toda la razon estando allí a quién vas a llamar.
Bueno J.Antonio cuidate mucho y paciencia, un fuerte abrazo.
LUZ.

betelu dijo...

Hola,

Ya se que es una putada pero todavía me estoy riendo, qué ingenuidad...

Sigo hace cosa de un mes tu blog y me gusta leerlo.

Un saludo desde Pamplona.

Anónimo dijo...

Hola, yo tampoco firmo ya que no necesito que publiques el comentario: me dirijo a ti. Nos conocemos.
Por tu bien creo que deberias prescindir de esta señora. Después de todas las que te ha hecho puede que algún día ocurra algo grave. Y ya puedes imaginar que se ha instalado en tu casa en tu ausencia, cosa que le ocurrió entre otros a gente que trabajaba en tu misma oficina (algun@ se encontró a la mujer de la limpieza tomando café con sus amigas en el salon o al chofer duchandose, o les han robado dinero). Pero también doy fé que hay señoras de la limpieza honradas, y cumplidoras si se les dan las instrucciones claras y se les explica como queremos las cosas. Yo he dado con la mía...al cuarto intento.

Anónimo dijo...

JOSE no es un problema de Argelia, hace 18 años cuando vivia en Rep. Dominicana era lo mismo, creo que es un problema de no tener cultura. (es lo que dicen las viejas en valencia, "sea lo que dios quiera" y problema solucionado) se entretienen en saber o aprender otras cosas y las del dia a dia que son necesarias realmente, pues ellos pasan y ocurre lo mismo.
animo y valor
saludos, antonio ripolles

Juan Manuel dijo...

Una duda existencial...

¿Funciona la tele?

Un Abrazo
Juanma

José Antonio Doñoro  dijo...

No puede funcionar. Lo que se ve en la fotografái es el interior el aparato, quemado. Se ven por dentro cabels fundidos. De enchufarlo, lo único que lograría sería otro incedio o un cortocircuito.

Ah, la luz la cortaron por tener un recibo sin pagar, según me han dicho. No sé si es cierto, porque llegan cuando les da la gana.

Farid dijo...

Al que no sabe le puedes enseñar y aprende, pero al que no sabe escuchar encima careciendo de sentido común te puede dañar y más de allá te puede causar graves problemas involuntarios, yo que tu dejaría de enseñarla visto lo visto nunca aprenderá, creo que te ha engañado él que te habia recomendado esta mujer.

Judith dijo...

Saha(se dice así?),
En el blog dice que la señora de la limpieza le explicó que encendió el televisor para ver la tele...pero para qué? nunca había visto tal desastre, que barbaridad!!!!
Espero que la paciencia no se le acabe con esta mujer.
Saludos,
Judith

Farid dijo...

Bueno cada uno tiene lo suyo, en mi caso comparto piso con una persona maravillosa, apesar de esto me parece que tiene raros retos como : limpiar la escoba con la esponja lavaplatos y luego la usa para los platos y cuando le dije asi de claro que esto no se debe hacer, su respuesta era : la salud está en la mente no en el físico...apenas se ducha encima pretende siempre cerrar las ventanas aunque haga fresco, entonces imaginate cerrando la ventana estando sin ducharse 1 semena..no es una anécdota sino pura realida...cuando cocina usa un fuego hardiente , a tope quiero decir y me deja los ustencilios de la cocina negros quemados por el fuego..hablando de la sartén ..la rasca con la cucharra hasta que la grieta ignorando que esto puede provocar un cáncer, es buena persona pero una cosa no quita la otra.....y cuando me sale les cuento lo del bidé..ni hablarrrrr.

Farid dijo...

Creo que mi compañero de piso hace buena pareja con la mujer de limpeza de José..aver si consigo entre yo y josé unirles arreglandoles el matrimonio, algo muy común en argelia lo del matrimonio arreglado...jejejejej

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola Judith. No encendió la tele, sino una vela sobre la tele. Y se quedó dormida.
Y sí, en Argelia se dice "saha" en lugar de gracias.

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, Farid.
Ese compañero tuyo de piso es sencillamente guarrete.
Mejor no les pondemos e contacto a mi empleada y a él. Ésta se dedica a limpiar, además de a estropearlo todo. Creo que no funcionarían.

Farid dijo...

Hola, José.

Intentarlo no cuesta nada, el ensucia mientras ella limpia rompiendolo todo hasta que llegue un momento que no queda nada en la casa ni para limpiar y tampoco para ensuciar...será la paz eternel y desde aqui surgirá el amour entre la suciedad y la limpieza igual como el amor y el odio...jejejejjejeje

Anónimo dijo...

Hola Jose Antonio !

no paro de reir con esta historia !
que pacienciaaaaa !!!

Por favor No seas mala onda con la idea de Farid,
es buenisima !!!!
Farid le pone mucha Fe al asunto,le encontro el lado positivo, intentar no cuesta nada, jajajaja

Saluditos a ambos.
Diana