lunes, 20 de julio de 2009

Vaya fauna

Una semana con cuatro visitas en ocho días a la oficina central de Correos, la PTT, para nada. Bueno, sí, para confirmar lo que ya sabía, que son un atajo de sinvergüenzas.

La guinda a toda la historia de seis meses y medio sin conexión a Internet la ha puesto la que se presenta como jefa de servicio, de nombre Houria y un apellido que no recuerdo, algo así como Hamani, para decirme con aires de chulería, orgullo y estupidez una serie de sandeces sacadas de la burocracia más rancia del país.

Lo cuento. He acudido al departamento al que en mi tercera visita d ela semana me dijeron que debía acudir antes de las cuatro de la tarde, para que comprobara mi modem la persona que se sienta frente a una mesa determinada. Eso he hecho y su respuesta, ha sido que para qué le llevaba el módem, que eso no era cosa suya y que fuera a ver al jefe de servicio en otra parte del edificio. Voy allá y ya no puedo acceder al departamento del supuesto jefe, me dicen que la jefa de servicio es una mujer y que está en la planta abajo, habladop con una clienta. Le busco, espero mi turno, me presento y me dice que dé cuenta de ello al servicio de averías. Es decir, volver a empezar. Así que respondo que he dado ya cuenta infinidad de veces y nadie ha acudido a efectuar la reparación. Interviene un empleado que ya me conoce a fuerza de acudir tantas veces y le dice en árabe que llevo tiempo reclamando y que tengo un problema en el módem. Eso es lo que llego a entender. Entonces me lleva de nuevo a la mesa del primer empleado del día, el que casi ni me miró a la cara. Tras un rato de espera lo que hace es comprobar mi servicio en el ordenador, que se le bloquea y tiene que reiniciar. Al final me dice que s eme ha cortado por falta de pago. Y se queda tan ancho. Le recuerdo que es un servicio prepagado, de un año por anticipado. Todavía me pregunta si estoy seguro, mira en el ordenador más cosas y se levanta para ver a la jefa de servicio, que esperaba a un par de metros. Entonces, ella se me acerca y me dice que ya he consumido el total de horas contratadas, que lo que tengo que hacer es contratar más horas. Le respondo que contarté un servicio ilimitado, en una oferta. Habla con el empleado en árabe y se va. Éste me pregunta si quiero que funcione y le respondo que, obviamente,m es para lo que estoy ahí. Entonces empieza a introducir datos en el ordenador e imprme dos hojas y me las da.
- Ya está. Vaya con esto a la caja central.
- ¿Esto qué es?
- Para pagar.
- ¿Cuánto es? ¿15.000 dinares? ¿Cobran 15.000 dinares por reparar?
- No, es para comprar ma´s horas de conexión. Usted ha agotado sus horas de conexión.
- Oiga, he contratado un servicio de un año y sólo ha funcionado una semana ene. mes de enero. No he gastado las horas, es que no funciona el servicio.
- Entonces tiene que hacer una reclamación.
- Ya he reclamado muchas veces. Tienen mi reclamación, estoy reclamando otra vez aquí, hoy. ¿Cuántas veces hay que presentar la reclamación para tener uan reparación? Le he traído el módem que un compañero suyo me dijo que estaba casi seguro de que es el problema de que no funcione.
- - Tiene que reclamar a la jefa de servicio.

Ahí caí en la cuenta de que no me estaban hablando de solicitar la reparación, sino de reclamar contra un servicio que estaban dando por concluido. Al cabo de un rato apareció tras una puerta interior la jefa de servicio.

- Me dice que tengo que presentar una reclamación.
- Usted ha agotado las horas de conexión.
- Es imposible. Sólo me ha funcionado una semana en enero. Me fui de vacaciones unos días y a la vuelta había dejado de funcionar.
- ¿Contrata Internet para irse al cabo de una semana de vacaciones?
- Me fui unos días.
- Alguien gastó sus horas de Internet mientras estaba fuera. Desde enero hasta ahora han tenido tiempo.
- No, oiga. Desde enero ha dejado d funcionar.
- ¿Y reclama ahora?
- No, he reclamado muchas veces desde entonces. Y sigo sin conexión.
- Yo no le he visto antes.
- He hablado ya con un montón de gente. Cuando vine, este servicio estaba arriba. Primero tardé varias semanas en tener Internet hasta que descubrieron que el cable que me habían vendido con el módem estaba roto. Y luego viene a reclamar.
- Las reclamacios las atendemos en 48 horas.
- A mí no me han venido a arreglar el módem.
- Su problema es que ha consumido la shoras.
- Oiga, qué es imposible. ¿Cuántas horas son?
- 60 al mes.
- ¿Y cómo voy a consumir 60 horas al mes si desde enero no funciona.
- Si se va de vacaciones lo usarán otras personas.
- Oiga, vivo solo. ¿Es que no pueden mirar si el módem está estropeado?
- ¿Desde enero? Es mucho tiempo. Tenía que comunicarlo antes. Ahora no puedo hacer nada.
- Lo he comunicado antes. He venido muchas veces.
- Presente una queja.
- ¿Me da un impreso de reclamaciones? Porque esto creo que no es normal.
- Si paga el servicio se le reanuda en siete días.
- ¿Pagar otra vez? Ni se me ocurre. Cuando se acabe el contrato no quiero volver a saber nada de todos ustedes.
- Ah, entonces…
- Buscaré otra empresa que no sean unos ladrones.
- Si somos ladrones no hay más que hablar.
- ¿Me da la hoja de reclamaciones, por favor?
- Escriba en una hoja en blanco y me la da.
- ¿A quién me dirijo? ¿Mademoiselle de la Poste?
- A Cetil.
- ¿Monsieur Cetel?
- CETEL, Servicio cliente, agencia de Benmidi.

Saben que no sirve de nada reclamar, más allá de perder el tiempo, Ni siquiera disponen de unas hojas estandarizadas para presentar reclamación ni ofrecen los datos para presentarlas. Atender una avería depende de que el caigas bien o mal a una persona. Si no quiere, te dice como a mí que ahí se acaba todo y no tienes ningún derecho. Porque si los tienes, no existe el modo de hacerlo valer.

8 comentarios:

Farid dijo...

Vaya situación que te está tocando con PTT, lo reconozco no son nada profesionales, trabajé de funcionario en Argelia y sé de lo que me estás hablando, en Argelia es normal el que no cumple con su trabajo, sinmbargo una persona que cumple con su trabajo siempre se queda al margen hasta que termine agotada con las injusticias de cada día. Me hiervaba la sangre cuando veía a los inversores esperando en fila interminable en el pasillo de mi ex-oficina de Argel, mientrás mi Jefe secuestraba a sus expidientes sin derecho, inventando motivos irreales para la subsanación de los mismos. Creo que el funcionario Argelino es más destructivo que constructivo y nada eficaz, debido a varios valores sociales y religosos relacionados con el concepto de: lo ancho es para mi y lo estrecho es para tí. Yo que tu no renovaría el contrato de internet, asi a lo mejor algún día la Jefa entenderá que : La captación de un cliente nuevo cuesta más que un cliente perdido, pero estoy muy seguro que jamás lo entenderá , es porque en Argelia la persona adecuada nunca habia estado en el sitio adecuado.

Ánimo José
PS : me hago el ciego cuando estoy en Argelia para no tener bajones.

José Luis dijo...

Paciencia, José Antonio, si esa señorita te dice que pagues, sus motivos tendrá. Estoy seguro que te lo dice con buena intención.....

Saludos.

Anónimo dijo...

Joer,menuda desesperacion... Yo no se lo que hare cuando ya este instalada alli,si me pasa algo asi... Menuda jeta...!!!!
Cristina!

Farid dijo...

Hola José Luis,

Creo que no hay ningun motivo pagar algo que no se ha dado por consumido, locual pienso que la jefa no tiene ningun motivo hacer pagar a José una factura que no ha consumido; el único motivo que tiene es que es una sinverguenza careciendo de capacidad investigadora de Jefa , y si lo fuera pues que investiga donde está el fallo en vez de metirse en la vida de José haciendole preguntas estúpidas de tipo : ¿ contratas internet y te vas de vacaciones?...¡ Qué fuerte !

Diana dijo...

Ay Jose Antonio !!!!

Tu relato me desbordo emocionalmente ! jajjajajaja !!!

es tan bizarro,
no lo puedo creer,!!!!!
entre el propietario que se mete en tu casa cuando no estas , te abre el refrigerador y se bebe tus cervezas con total impunidad y sin culpas ....
y la Jefa que te cuestiona que te fuiste de vacaciones !!!!
Ay !!! no tienen limite !
que te puedo decir ???!!!!

por esto y mucho mas que has relatado antes .....
Ya te recibiste de Heroe !!!

un abrazo
DIANA

José Antonio Doñoro  dijo...

Gracias, Diana.
Cristina, no te apures, que estas situaciones desgastan, pero no pueden con uno.

Anónimo dijo...

Hola, soy española casada con argelino, cuando leo algunos de los temas que expones... la verdad, entiendo a mi costilla cuando explica por qué se fue de Argelia. A mi me encanta y me lo paso genial allí, pero claro... no tengo Internet, jiji. Espero que Dios te de paciencia, la vas a seguir necesitando.

UmmuAbdulKarim

José Antonio Doñoro  dijo...

Sí, es verdad. Pero triste. Me refiero al hecho de querer irse más que luchar porque sea diferente.