jueves, 23 de julio de 2009

Vidrieras

El de hoy es un regalo especial para los amigos del arte religioso y para los tres profesores y amigos del Instituto Cervantes de Argel que ya se embarcan hacia sus nuevos destinos. Me ha costado bastante conseguir las fotos que publico en este post. Es la primera vez que tengo que modificar o retocar imágenes y no soy un experto en el tema. Pero creo que merece la pena el esfuerzo.

El Instituto Cervantes de Argel tiene como sede un edificio de la calle Jelifa Bujalfa perteneciente a la llamada Obra Pía, conocido hasta la independencia del país como “la iglesia española”, que todavía figura en las guías de Argel como lugar de interés turístico. Quienes quieran investigar en la historia de la Obra Pía tienen mucha literatura que consultar por Internet. Básicamente, y hasta donde yo sé, es una organización centenaria de carácter religioso que está tutelada por un patronato cuyos miembros nombra mayoritariamente el gobierno español y que cuenta con muchos establecimientos por el mundo, en su momento destinados a actividades de caridad relacionadas con la Iglesia. Cuando se les dio otros usos, y de acuerdo con el Concordato con la Santa Sede, se decidió que su renta pasara a engrosar el Óbolo de San Pedro en algún caso o realizar obras de caridad en Marruecos.

Eso es lo que tengo más o menos entendido de la Obra Pía, cuyo edificio más emblemático es precisamente la sede del Instituto Cervantes de Roma, en Piazza Navona. Pero como no conozco la diferencia entre la Obra Pía y la Obra Pía de los Santos Lugares de Jesrusalén, creo que mejor evito meterme en complicaciones de las que luego no sabría salir.

El Cervantes de Argel mantiene la estructura del edificio original y su piso corresponde a lo que fue la capilla, la antes nombrada iglesia española. En sus ventanas lucen vidrieras que posiblemente no tienen un gran valor artístico, pero sí histórico.

Resulta muy difícil fotografiarlas, porque para ello habría que acceder al edificio de enfrente y esperar el momento en el que la iluminación fuera la adecuada. Aún así, una hermosa palmera entorpece la vista de alguna de las vidrieras. La única solución es esperar a que sea de noche, que desde dentro se coloque una potente iluminación para que dé contraste a los colores y encontrar el ángulo adecuado. Y eso tampoco es tan fácil. La foto que presento a continuación ha tenido que ser retocada para evitar sacar al policía que precisamente impedía que la tomara.

Aún así, la calidad es muy mala; falta iluminación y no se dan las condiciones para fotografiar correctamente las vidrieras. Tenía que mostrarme creativo.

Por todo eso, creo que muy pocos han podido contemplar estas cuatro imágenes del Sagrado Corazón, San Pedro, San José y Santo Domingo.

Debió existir alguna vidriera más, hoy perdida. pero tampoco lo sé a ciencia cierta. De todas formas, dada la desaparición de casi toda la riqueza artística católica de Argel, creo que las vidrieras de la antigua iglesia espeñola de Argel, hoy sede del Instituto Cervantes, merecían el trabajo que me ha costado conseguir las imagenes.

3 comentarios:

Farid dijo...

Gracias a ti José por acordarme atraves de las fotos del Instituto Cervantes de Argel a los mejores momentos que he pasado en el mismo saludos tanto a mis ex-profesores como a mis compañeros del Cervantes de Argel.

José Antonio Doñoro  dijo...

Yo también guardo buenos momentos, pese a que nunca he estudiado en él.
Nos vemos en septiembre.

Farid dijo...

Nos vemos en septiembre .
Saludos