sábado, 13 de diciembre de 2008

La cultura de la matanza

Tras la reciente Aid el Kebir, la fiesta del cordero de los musulmanes, estaba tentado de escribir sobre mis sentimientos al respecto. Pero he decidido no hacerlo.

No me gusta la muerte como espectáculo, como divertimento o como afirmación del acervo social o religioso. Pero he valorado que si entro en detalles se podría entender que estoy criticando a musulmanes, judíos, hinduistas y animistas varios. O que me olvido de la matanza del cerdo y de la tauromaquia. Tampoco quiero pasar por enemigo de los amantes de la caza o de la pesca submarina.

Me limitaré a manifestar que no he comido cordero.

4 comentarios:

seronero dijo...

Piensa que los animales deben ser sacrificados para su consumo; no se si existe alguna civilización que, para comerse un cerdo o un cordero, espere que muera de muerte natural.

Los animales los puso Dios en el mundo para alimento del ser humano, diferente es la presencia de ánimo de cada cual para efectuar el sacrificio o simplemente ser espectador.

Un abrazo.

José Antonio dijo...

Hola.

No creas que estoy en contra del hombre como animal omnivoro.

Lo que no me gusta es la crueldad del sacrificio; no se utiliza ningun medio de evitar el sufrimiento al animal. Personalmente pienso que el sacrificio de animales por el rito hallal deberia estar prohibido y perseguido.

Esa es la idea que preferia no exponer. Lo unico que puedo hacer es comer menos carne cuando estoy en Argelia, porque solo me permiten adquirir la que ha sido sacrificada de ese modo. No hay ninguna posibilidad de comprar carne no hallal en una republica tan democratica y popular como Argelia...

Anónimo dijo...

el sacrificio en el rito musulman es una verguanza y la tradicion de traer animales a su casa para el aid el kebir es otra verguanza

Hamid

José Antonio Doñoro  dijo...

No, Hamid, responde a una tradicion. No creo que haya que avergonzarse por ello, sino ver con perspectiva la necesidad de evolucionar de acuerdo con los tiempos.

Hace siglos era una forma de ver que el animal que te ibas a comer era un sacrificio que hacias, que no matabas por el hecho de matar. Hoy hay metodos de evitar el sufrimiento al animal.

Hace unos meses envié a mis amigos un video de como tratan en China a los perros, enviados al matadero en jaulas para arrancarles la piel (de ahi esos abrigos y cueros tan baratos)y en algunos casos utilizear la carne. Una de las persopnas a las que se lo envié, espanyol residente en Argel que me dijo tacitamente que no lo considerada mas como un amigo, me cometo que se notaba que no he visutrado nunca un matadero. Y es verdad, no lo he hecho. Asi que no puedo hablar demasiado.