miércoles, 11 de febrero de 2009

Maquillaje

No está mi cabeza para grandes excesos literarios, víctima de la fiebre, que en realidad no deja de ser un síntoma más del resfriado alérgico que he pillado. Pero no recordaba que una simple cabeza pudiera doler tanto.

En mi viaje anterior a Argel me entregaron en el avión un periódiuco y al abrirlo me encontré con la noticia de la fotografía. Espero que hoy las noticias sean mejores. Aunque en el plano económico todo lo que últimamente se ha conocido de decisiones gubernamentales argelinas para obligar a las empresas extranjeras a actuar con un socio local y hacerlo incluso efectivo para las empresas ya legalmente constituidas, con ese gusto argelino por la retroactividad de las leyes que no hace sino generar incertidumbre jurídica.

Yo lo escribo como lo sé, sin maquillar, no vayamos a tener problemas por usar el maquillaje.

2 comentarios:

Miquel Busquets dijo...

Buenas;

Eso del socio local, unido a la reinversión de dividendos y añadiéndole la dificultad en las transferencias bancarias internacionales, hace que se lo piense más de uno antes de invertir en el país. Añadido a la burocracia franco-soviet y la falta de especialización de los trabajadores.......
Bueno, parece que sólo hay contras, y los pros también son muchos: grandes perspecivas macroeconomicas, ingente ingreso de divisas, poca deuda exterior, enormes inversiones públicas....
Bueno un dia, espero, lo discutiremos cara a cara.

Miquel

PD: Espero que mejore tu salud.

José Antonio Doñoro  dijo...

Hola, Miquel.
Sí, todas esas dificueltades existen. En paralelo, hacen de Argelia un mercado más difícil y con menos competidores.
Y, desde luego, es un buen recurso paar el sector español de la construcción.