sábado, 29 de noviembre de 2008

Sin mi móvil

Estoy sin móvil español... y muy, muy triste. Era el teléfono en el que recibía mensajes de familiares y amigos que sabían que los leo aunque no pueda contestar. Ahora no podré ni leerlos. Ni tampoco avisarles, porque con el teléfono se fueron sus números.

Prefiero no dar detalles del robo, no deseo esuchar consejos del tipo que "hay que tener más cuidado". Soy demasiado confiado, ya lo sé, en esto y en todo; pero la culpa SIEMPRE es del ladrón y no de la víctima.

Es posible que en unos días no conteste al correo, no me quiero conectar. No quiero pisar un cibercafé. Por eso tampoco podré validar comentarios. Además, no me voy a quedar en Argel.

Gracias por entenderlo.

2 comentarios:

analista dijo...

Te entiendo José Antonio! y comparto tu tristeza! no es nada culpa tuya , la cosa anormal esta en el ladron y no en ti! y creeme, lo siento mucho ,mucho por lo que acaba de ocurrirte.

Entiendo que no quieras contestar a correos, es reaccion normal ! y si no quiero llamarte por telefono para consolarte es unicamente porque no quiero recordarte el robo.
tu amiga Ness

luzsalado dijo...

Joe Jose Antonio, vaya mala pata, no es que seas confiado es que a la gente buena siempre le pasan ese tipo de cosas y como dice el refrán "a perro flaco todo se le vuelven pulgas". Vamos a intentar llamarte con el móvil que trajo mi marido de Orán. Haber si puedes recuperar los numeros de telefono se lo preguntaremos a la compañía.
Vente pa ESPAÑA.
UN BESAZO
SI NECESITAS ALGO. MANDAME UN CORREO.
LUZ